Una historia de nobleza

Familia Cañaveras

Location

El Origen

Eran tiempos difíciles, Eran otros tiempos.

Años en los que no existían estrategias de mercado ni redes sociales…Inviernos en los que si algo predominada era el hambre y la lucha por trabajar. Así comenzó todo, cuando un modesto campesino, nuestro tatarabuelo Francisco Antonio, allá en 1848, intercambió en una finca vecina, duras horas de trabajo a cambio de un minúsculo bancal donde cultivó escasas vides. Afortunadamente ese año tuvo una gran cosecha, dándole forma a su vida mediante una buena elaboración de caldos tintos y blancos así como vendiendo escasos racimos a las almazaras de la zona, culminado con éxito su esfuerzo realizado.

1848

Location

Fundación 1889

Año en el que D. Juan Antonio Cañaveras fundó la bodega con tan solo un vetusto lagar y escasas hectáreas, cultivando mano a mano sus primeras vides; Aprovechando el fruto y cultivo de su antecesor allá en 1848.

1889

Location

Su descendiente

Años más tarde, en 1943 se le confía la dirección a su hijo D. Antonio Cañaveras Castro cuyo espíritu, carácter emprendedor y trabajo constante, consiguieron familiarizarlo con los mejores viñedos de aquellas históricas Tierras de Castilla, nuestra mejor zona de producción. Creciendo a pasos agigantados permitiendo que la empresa fuera in crescendo, elaborando productos con gran reconocimiento nacional y como no, de primera calidad.

1943

Location

Un paso adelante

Posteriormente, en 1980 la legendaria empresa queda bajo la dirección de Antonio Cañaveras Bravo, quien sigue ejerciendo su cargo en la actualidad. Es entonces cuando existe la necesidad de adaptar nuevas tecnologías en algunos de nuestros departamentos, convirtiéndose la bodega en un cálido espacio dónde técnicas artesanales trabajan mano a mano con la tecnología más avanzada. Así, desde nuestros antepasados, en Bodegas Cañaveras somos testigos de una gran obsesión como es la calidad de nuestros vinos posicionándola en un ápice intocable.

1980

Location

Quinta Generación

“Con nuestra infancia entre barricas y elaboración de vinos en nuestra sangre, aparece la Quinta Generación, obviamente con apellido Cañaveras, ofreciendo una etapa más juvenil cargada de frescura e innovación, la cual queda íntegramente vinculada a las tradiciones de nuestros antepasados.
Aprovechando más de un siglo de historia en Bodegas Cañaveras S.L., es ahora cuando el sector femenino da un gran paso en éste ansiado campo en el que la sociedad ha sido un avizor hándicap para nosotras, incluyéndonos tanto mi hermana Ana María como yo, en una de las revoluciones silenciosas que ha llevado a cabo la mujer.
Si bien, colaborando con diversos factores sociales, así como con la Asociación Española Contra el Cáncer; Manteniendo la filosofía familiar, y, gracias a nuestro carácter perfeccionista e inconformista, así como el aprendizaje de nuestros maestros vinícolas, damos la bienvenida a un nuevo hito en el devenir de Bodegas Cañaveras``.
Laura Cañaveras Rodero

Actualidad